El Consistorio de Málaga pedirá a los taxistas de la ciudad que cumplan con la normativa municipal y sean “decorosos” en su vestimenta, entendiendo como tal que no se pueda conducir con pantalón corto o con chanclas pese al calor que pueda hacer en verano. “La ordenanza dice que deben llevar una uniformidad con decoro, pero no siempre se cumple”, afirmó el concejal de Movilidad, José del Río.

El concejal explicó que “hay que tratar de mejorar tanto la imagen del vehículo como del conductor. Málaga es una ciudad de moda, que está en primera línea y todos los servicios que se prestan deben ser de calidad con una uniformidad acorde”.

El presidente de la patronal del taxi malagueña Aumat, Guillermo Díaz, destacó ayer a la cadena Ser que “hace tiempo que se quitaron las chanclas, pero sí hay que hacer un control para la gente que llega nueva, que sepa que hay que cumplir la ordenanza y, como mínimo, hay que llevar pantalón largo y zapato cómodo para poder trabajar”. Díaz defendió crear cierta uniformidad y abogó porque todos los conductores, tanto hombres como mujeres, lleven una camisa o un polo igual para “dar una imagen de seriedad y de compromiso”.

La vestimenta de algunos taxistas es una de las quejas más usuales de muchos clientes que optan por plataformas de vehículos de alquiler con conductor como Uber o Cabify a la hora de escoger este servicio, pues sus conductores están todos uniformados incluso con chaqueta y corbata.

El sector del taxi sabe que debe mejorar su imagen si quiere competir con estas nuevas firmas que han entrado de lleno en el mercado y que, aparte de la vestimenta, dan servicios como agua gratuita, elección de música o abrir la puerta al cliente. Desde la propia Aumat han defendido en varias ocasiones la necesidad de modernizar el taxi con vistas a que tenga una mejor percepción por parte de los clientes, sobre todo en Málaga ya que esta provincia es la que tiene la mayor proporción de VTC por taxis de toda España por delante incluso de Madrid y Barcelona./Málaga Hoy